Social

Las joyas con material reciclado de Chureca Chic. Del vertedero a la joyería

Las joyas con material reciclado de Chureca Chic. Del vertedero a la joyería

Chureca Chic nació como un proyecto de integración de mujeres en riesgo de exclusión en Nicaragua. Reciclan papel, tela y cuero para elaborar accesorios de alta costura y joyas con material reciclado, llegando a tener representación en pasarelas de Londres y ferias de Nueva York.

El 23 de diciembre de 1972, la capital de Nicaragua, Managua, quedó convertida en un amasijo de escombros tras sufrir un seísmo de magnitud 6,2 en la escala Richter. Al horror de una ciudad medio derruida se sumaba otro fenómeno: el incesante incremento de población. Esa combinación de factores provocó el asentamiento de miles de nicaragüenses en los alrededores del recién creado vertedero de La Chureca.

Situado a orillas del lago Xolotlán, La Chureca es el vertedero más grande de Nicaragua y de Centroamérica. Recibe alrededor de 1.200 toneladas de desperdicios al día, según datos de la FAO. «La Chureca es un monstruo de 40 hectáreas que se convirtió desde 1973 en el basurero municipal de Managua, y donde dos mil personas –entre niños, adultos y ancianos– sobreviven trabajando como recolectores y vendedores de hierro, cobre, plástico, cartón y vidrio», explican desde el organismo.

Andrea Samantha Paltzer es una joven suiza que aterrizó en Nicaragua para trabajar como voluntaria de una ONG británica. Allí, Paltzer se dio cuenta de la especial situación de vulnerabilidad que sufren las mujeres nicaragüenses, sobre todo en áreas tan pobres como La Chureca. No en vano, el informe Pobreza y Derechos Humanos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dice así: «Una de las problemáticas que más preocupa a la Comisión respecto de la pobreza en mujeres de la región es su vínculo con la violencia de género».

Paltzer decidió quedarse en Nicaragua y fundar Earth Education Project (EEP), una ONG creada en La Chureca que busca formar profesionalmente a mujeres de la comunidad que no tienen los estudios básicos. Así, desde la entidad se les da formación para capacitarlas y que puedan incorporarse al mundo laboral, para poder lograr su independencia económica. En esa organización, en 2010 nació Chureca Chic, considerada como «el programa de arte de EEP», según especifican en su web.

Las mujeres fabrican productos reciclando material del vertedero La Chureca

Hasta el año 2013 las mujeres que accedían a las becas de formación de EPP fabricaban diferentes productos, desde tarjetas navideñas hasta pendientes, con material 100% reciclado del vertedero para venderlos a nivel local y financiar la ONG. Sin embargo, poco después se dieron cuenta de que tenían que «separar la marca de la ONG para ganar más clientes». En 2015, Chureca Chic fue registrada como una «empresa sin ánimo de lucro».

De un lugar destinado a recoger la basura diaria de Managua, con la evidente insalubridad y contaminación que eso conlleva, surgió, primero, un proyecto educativo y de empoderamiento femenino y, después, una marca de moda de complementos 100% reciclados. Hoy, la firma ya ha desfilado en pasarelas de moda internacionales y, gracias a sus ventas online, apoya económicamente el programa de becas de capacitación laboral llevado a cabo por la organización Earth Education Project que ayudó a su nacimiento en medio del vertedero de La Chureca.