Tu entorno

Un caracol gigante para limpiar el océano

Un caracol gigante para limpiar el océano

En Estados Unidos construyeron en 2014 una rueda gigante que limpia cada día la bahía de Baltimore justo en la desembocadura del río Jones Falls. Este diseño es capaz de procesar hasta 25 toneladas de basura al día y ha demostrado ser una efectiva solución para mantener la basura fuera de los océanos. Lo innovador de esta propuesta es usar tecnología centenaria para enfrentar un problema actual muy complejo.

El 70% de la superficie de nuestro planeta es agua. Mares, océanos y ríos cumplen una función imprescindible y sin ellos la vida sería imposible. Sin embargo, cada segundo se vierte a los mares y océanos cerca de 200 kilos de plástico, más de ocho millones de toneladas al año. A este ritmo, dentro de diez años habrá una tonelada de plásticos por cada 3 toneladas de peces, y en 2050 el peso de los residuos será superior al de todos los peces del planeta, como evidencia el estudio La nueva economía de los plásticos, de la Fundación Ellen MacArthur.

Con estos datos sobre la mesa, es indiscutible la urgencia de buscar soluciones para limpiar nuestros mares. Una de las muchas que se han desarrollado en los últimos años es ‘Mr. Trash Wheel’. Esta rueda, o caracol gigante, diseñada por el ingeniero John Kellet y financiada por la ONG Waterfront Partnership, está situada en la desembocadura del río Jones Falls en Baltimore, evitando, así, que los residuos lleguen al mar. Además, este invento no necesita de ninguna fuente de energía adicional contaminante. Se basa en una tecnología milenaria usada en los molinos de agua.

La herramienta consiste en un barco con dos ruedas gigantes a cada lado, similares a las de un molino, que ponen en funcionamiento el mecanismo con la corriente de agua. Para los días en los que no hay viento y el cauce está en calma, se ha instalado un caparazón de placas solares. Los residuos entran dentro de ‘Mr. Trash Wheel’ atrapados por un rastrillo y gracias a una cinta transportadora que termina en un gran contendor. Por último, los desechos se incineran. Todo esto hace que tenga un aspecto de caracol gigante que se engulle la basura del río. Una apariencia que se vio reforzada cuando le colocaron unos ojos gigantes y le abrieron su propia cuenta de Twitter.

Los últimos datos publicados en 2017 evidencian el éxito de este «caracol zampa plásticos»: se han retirado 367.930 botellas de plástico, 251.217 bolsas de plástico, 338.079 bolsas de patatas fritas, 459.427 vasos de poliestireno, 6.394 botellas de cristal y 8.905.600 colillas de cigarros, entre otros residuos. En total, ‘Mr. Trash Wheel’ había sacado de las aguas más de 542 toneladas de residuos, en su mayoría plásticos. Un logro rotundo para una máquina que utiliza tecnología milenaria para resolver un problema del siglo XXI.