Economía circular

Diálogo entre Cristina Garmendia y Óscar Martín

Diálogo entre Cristina Garmendia y Óscar Martín

La innovación y la economía circular se han situado en el centro de las soluciones para resolver la crisis climática que atravesamos. Son los dos ejes que marcarán el desarrollo sostenible. La presidenta de la Fundación Cotec, Cristina Garmendia, y el consejero delegado de Ecoembes, Óscar Martín, dibujan un escenario de futuro en este diálogo para Circle.

Oscar Matín es licenciado en Ciencias Biológicas y lleva más de veinte años trabajando en el mundo del reciclaje y la economía circular. Ocupa el cargo de consejero delegado en Ecoembes desde marzo de 2014.

Cristina Garmendia fue ministra de Ciencia e Innovación durante la IX Legislatura, bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Desde 2015, preside la Fundación Cotec para la Innovación.

Cristina. Cuando hablamos de la necesidad de avanzar y acometer una transformación en todos los niveles, como los ODS o cualquier otra agenda que tenga que ver con lo sostenible o con lo social, parece que tenemos que apelar siempre a nuestra responsabilidad, pero, en este caso, debemos tener claro que, si no es por responsabilidad, es por interés económico. La economía circular es el modelo que concilia perfectamente el crecimiento económico con la sostenibilidad medioambiental.

Oscar. Ahí entra el concepto de la velocidad. Tenemos que ser conscientes de la magnitud de lo que estamos hablando. Estamos hablando de la peor crisis a la que se enfrenta la humanidad, con un consumo hoy equivalente al de 1,6 planetas. Es el momento de la acción. No podemos seguir haciendo más planes, más directivas. Hay que actuar, y después de actuar, hay que acertar, porque no tenemos margen de error. Y la oportunidad económica es espectacular.

Cristina. Estamos hablando de más de 400.000 empleos en la Unión Europea y de unos 52.000 en España.

Oscar. Tenemos muy buenos mimbres para poder acertar sobre una necesidad económica, social y ambiental, porque, al final, detrás de la economía, hay una oportunidad de empleo y, detrás del empleo, evidentemente hay una movilización social que va a llevar a unos beneficios ambientales que son necesarios. Además, tenemos una posibilidad de gestión de datos que no hemos tenido nunca. Y, por supuesto, está la importancia de las alianzas. Tenemos una sociedad mucho más activa, que se moviliza, más colaborativa. Tenemos también, como nunca antes, la oportunidad de la innovación y la posibilidad de colocar la educación en el lugar que le corresponde.

Cristina. Nosotros en Cotec decimos, siempre que nos llaman para «predecir el futuro», que no lo tenemos claro, y esto en sí mismo es una gran conclusión, que no tenemos ni idea de lo que nos depara el futuro. Aunque lo que es seguro es que podemos y debemos influir en el tránsito. Entonces, observamos tres grandes transiciones: de lo analógico a lo digital, de lo lineal a lo circular y de lo tangible a lo intangible, y las tres están tremendamente conectadas. En este momento, ¿qué es lo que le da sostenibilidad a la cuenta de resultados? Pues los intangibles. No son los edificios, no son los equipamientos…, es el software, la I+D, la reputación, la marca, los datos, los procesos, la cultura…

Oscar. Y, además, sus consumidores, los clientes de esas empresas, se lo están pidiendo…

Cristina. Exacto. Y luego está ese factor generacional. Yo siempre digo que los de nuestra generación hemos nacido para ser alumnos permanentes. Hemos sido alumnos de nuestros padres y ahora nos toca ser alumnos de nuestros hijos. Es como si, entre medias, hubiéramos saltado una generación, porque la gente joven está tremendamente concienciada.

Cristina: «Hay que orientar la ciencia y la tecnología hacia un enfoque más circular»

Oscar. Es que la educación es una herramienta para crear también una sociedad más libre y mucho más reivindicativa, más proactiva. Por eso, creo que es necesario replantearnos una estrategia integral dentro del marco de la educación en sostenibilidad en nuestro país.

Cristina. Es muy importante el eje de la concienciación, que tiene que ver con la sensibilización, pero también el de la implementación. Vosotros sois expertos en esto.

Oscar. Tenemos la oportunidad de acceder a la información de una manera muy rápida. Las nuevas generaciones tienen en el bolsillo, las 24 horas del día, la oportunidad de exprimir esa posibilidad. Un inmenso mar de datos que tenemos que saber canalizar.

Cristina Garmendia

Cristina. Hay un aspecto que nos preocupa, pensando especialmente en la gente joven (los jóvenes y no tan jóvenes). Con el auge del comercio online, nos estamos acostumbrando, quizá en exceso, a la inmediatez. Si no tenemos lo que queremos al momento, nos entra la desesperación. Si antes tardabas una semana en tener un producto de consumo en tu casa, ahora, si no es en el
día y encima en pocas horas, ya no estás satisfecho. ¿Nos hemos parado a pensar qué supone esto medioambientalmente?, ¿cuánto ha costado elaborar ese producto y en base a qué?, ¿cuál es el modelo de empleo que hay detrás de las plataformas de lo inmediato? Estamos ante una disrupción del modelo social. Si ves la cadena de valor en torno a un concepto como el de la economía circular, no hay duda de que todo lo que es extraer, producir, usar y tirar llega a su fin. Si nos centramos en extraer y producir, no hay duda de que va a haber un gran impacto de la automatización, pero, en lo que toca a la parte de reparar, esta puede ser una fuente de empleo muy interesante. Nosotros hicimos un estudio con McKinsey que llegaba a decir que, con la tecnología disponible, el 50% de las tareas que realizamos –de las tareas, no de los empleos– son susceptibles de automatización.

Oscar. En el último informe sobre la Generación Z que se ha publicado, a la pregunta «¿Cómo ves a los jóvenes trabajando?», un 50% de ellos se ven en puestos de administración. Sin embrago, está claro que el modelo actual de trabajo va a cambiar radicalmente. Y, además, las empresas que no lo vean se quedarán fuera.

Cristina. El liderazgo tiene que ver con eso, con personas que son capaces de aglutinar equipos alrededor de una misión. Creo que el trabajo va a tener un concepto más misional.

Oscar. Para lograr esa transformación social, tenemos que cambiar el modelo de educación. Para implantar con la celeridad que necesitamos la economía circular, la educación es la herramienta más poderosa.

Cristina. Educación y también formación constante, a lo largo de toda la vida. Señalaría algunos ejes en los que habría que trabajar. Uno tiene que ver con la oportunidad. Hay que orientar la ciencia y la tecnología hacia un enfoque más circular. Luego, creo que hay una parte de incentivos que tiene que ver evidentemente con otros temas, como una fiscalidad verde o una compra pública innovadora verde.

Oscar. Y privada.

Cristina. Sí, pública y privada… y verde. Y esto tiene un desarrollo específico que, no cabe duda, es muy incentivador. También señalaría como muy importante una coherencia normativa, un marco jurídico estable. Por lo menos, que todo el ámbito regulatorio sea coherente. Y, luego, indicadores. Nos hacen falta indicadores. Para progresar, hay que saber dónde estamos y hacia dónde vamos. También apuntaría como necesarios nuevos sistemas de financiación que incentiven la colaboración público-privada.

Oscar. Así es, es completamente necesario potenciar las alianzas público-privadas. Creo que ese modelo aporta la capacidad y la agilidad, tanto de talento como de recursos económicos.

Cristina. Se llama rendición de cuentas. Y, además, creo que no hay que confrontar. Al que te reivindica lo contrario, no hay que confrontarlo; hay que demostrarle que ese es el modelo que mejora.

Oscar. Ahí entramos en el concepto de legitimidad. En este caso, te tienen que legitimar tanto la ciudadanía como la propia Administración. En ese sentido, las empresas debemos ser mucho más transparentes, y tenemos, efectivamente, que entrar en el concepto de la rendición de cuentas.

Cristina. Y que el ciudadano lo exija: «Usted dijo y no ha hecho». Porque, si el ciudadano no responde a esa dinámica, es difícil que la política reaccione.

Oscar. El éxito de la implantación de cualquier modelo económico, en este caso de la economía circular, está en manos del ciudadano. El mayor acto de confianza es el del consumo del producto, y ese acto está en manos del ciudadano.

Cristina. Bertrand Russell decía: «Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana y las compartimos, seguimos teniendo cada uno una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, los dos tenemos dos ideas». Compartir, en el ámbito de la innovación, es la utilización cruzada de ideas. Ellos, los jóvenes, viven así y esto está impactando muchísimo en la política de alianzas. Y nos está enseñando a los que no somos tan jóvenes que hoy el mundo trabaja en abierto.

Oscar Martín

Oscar. Antes, mencionabas a ciudadanos, empresas y Administraciones. Pues, por ejemplo, en nuestro TheCircularLab, ubicado en La Rioja, tenemos a diez emprendedores, y una avalancha de Administraciones Públicas que quieren empezar a trabajar, a compartir esa idea del smart waste. Son los municipios los que están en primera línea, todos los días, gestionando los problemas de los servicios urbanos, de los residuos… Con las empresas, también hemos desarrollado una herramienta que le va a poder decir a cualquier marca cómo de sostenible es su envase. Hoy, un 40% de los ciudadanos tiene en cuenta el medio ambiente en su opción de compra. Creo que vamos a ir viendo poco a poco que el discurso en clave política se va a cargar del concepto de sostenibilidad transversal.

Cristina. Recuerdo que empezamos a hablar de economía circular hace unos tres años y medio. Para ciertas cosas, hemos empezado más tarde que otros y tenemos que correr más. Y, en este punto, las Administraciones locales tienen un papel clave.

Oscar. Es la institución más cercana, la que está al lado de los ciudadanos, la que le da los servicios diarios y los escucha. Por eso, desde Ecoembes lo tenemos muy claro. Si alguien nos pregunta: «¿Cuál es el éxito de los últimos 20 años?», respondemos sin dudarlo que la implicación y la cercanía con el mundo local.

Cristina. Habéis hecho un trabajo extraordinario en sensibilización e implementación…

Oscar. No habría sido posible sin ellos. Por eso, somos un ejemplo muy cercano de colaboración público-privada, con 8.125 ayuntamientos. Pongo un ejemplo muy cercano: la declaración de Sevilla por la economía circular, en la que ya se han implicado cientos de municipios. Y siempre con el ciudadano en el centro.

Óscar: «La innovación permitirá acelerar la transición y la educación permitirá asentarla»

Cristina. A la economía circular se llega también a través de la investigación. Para que la excelencia científica impacte realmente en la vida de las personas, hay que innovar de una manera más eficiente y, por eso, ahora Europa va a hacer también un cambio en la forma de aproximar su sistema, su oferta de ciencia y tecnología, que es que, en el Horizonte 2020, los proyectos estén orientados en torno a retos, como el envejecimiento de la población o el cambio climático. En las siguientes perspectivas financieras 2021–2027, Europa se va a preguntar: «¿Cuáles son las
grandes misiones de Europa?». Nosotros, en Cotec, cuando hablamos de innovación, decimos que es «todo cambio (no solo tecnológico) basado en el conocimiento (no solo científico) que genera valor (no solo económico)».

Oscar. Estamos hablando, por tanto, de una innovación necesaria, práctica y enfocada a la sociedad. La innovación que parte desde la intuición no te garantiza el horizonte al que vas a llegar, pero, desde luego, sí te va a marcar el camino. No solamente debemos tener buenas ideas, sino que tienen que ser prácticas y estar enfocadas a la sociedad, pensando además en el medio ambiente. Hay que tener la mente muy abierta y no aferrarse a ninguna idea. Así ha nacido el espacio de emprendimiento TheCircularLab. Queremos crear el envase del futuro. Estamos en la fase
de prototipo, que luego habrá que escalar. Si focalizas tus esfuerzos de la innovación en la practicidad de lo que necesitas, la capacidad de crecimiento es brutal. Nosotros hemos visto en TheCircularLab cómo se han multiplicado exponencialmente los proyectos cuando hemos sentado a gente de distintos sectores y con distintas perspectivas.

Cristina. En el ámbito de la investigación, también el sistema científico necesita avanzar con un mayor compromiso. Evidentemente, yo defiendo que la investigación tiene que ser excelente, pero el investigador, además de excelente, tiene que estar comprometido, tiene que implicarse con que la investigación que desarrolla impacte en la sociedad. Si no hay complicidad de los agentes, es muy difícil llegar a implementar.

Oscar. Es la única opción, porque estamos esquilmando, abusando de nuestro planeta hasta límites insospechados. Tenemos que reflexionar sobre el hecho de que, en 2050, necesitaríamos tres planetas para satisfacer las necesidades de un modelo caduco, como es el modelo de usar y tirar. Antes, hablabas sobre toda la creación de empleo que puede haber, pero es que esa creación de medio millón de puestos de trabajo va a ir asociada a un beneficio en la UE de casi 2 billones de euros. Por tanto, creo en la apuesta clara por un modelo económico de sostenibilidad, en el que la innovación va a jugar un papel clave. La innovación es lo que nos hará acelerar esa transición, pero la educación es lo que permitirá asentarla y que permanezca.