Tu entorno

Rosa Isabel Vázquez, la fotógrafa de los paisajes efímeros

Rosa Isabel Vázquez, la fotógrafa de los paisajes efímeros

La fotógrafa paisajística Rosa Isabel Vázquez decidió dejar de convertir los escenarios naturales en meras postales. En 2010 se embarcó en el arte conceptual para, a partir de imágenes de campos, bosques y desiertos, contar historias muy humanas.

Sus fotografías empiezan siempre con un paisaje natural. Pero van mucho más allá de una mera imagen bella para decorar una revista de viajes. «Entendemos la naturaleza como una perspectiva muy abierta, una herramienta para abordar temas relacionados con la ambigüedad, la memoria, la vida y la muerte», explica.

Esta fotógrafa forma tándem con José Antonio Fernández, y realizan sus trabajos, hoy claramente conceptuales y volcados en la vertiente artística, bajo el nombre Rojo Sache. No siempre fue así. Vázquez se especializó en retratar la naturaleza con su cámara, una modalidad que requiere talento, pero no pasa de saber reflejar, con la mayor fidelidad, un escenario que ya de por sí es bello.

Un día, junto a su compañero, se dieron cuenta de que un paisaje da para expresar mucho más. Fue cuando viajaron a Islandia en 2010, el año en que el país atravesaba una crisis económica, para hacer un reportaje sobre su apabullante paisajismo. No paró de llover, y tuvieron que improvisar. Muchas veces, la creatividad forzosa llama a las puertas del arte, y esta fue una de ellas. De aquel viaje nació Minus, un trabajo que iba a ser periodístico, y terminó siendo profundamente conceptual. «En un mundo donde todo parece estar localizado, reconocido, etiquetado e, incluso, georeferenciado, esto representa los paisajes anónimos, innominados, perdidos en medio de ninguna parte. Lugares que pudieran pasar desapercibidos a simple vista devienen escenarios únicos, elocuentes, cuando son capturados en el instante perfecto. Espacios efímeros sin identidad que cobran vida durante un breve momento para después desaparecer de nuevo», explica la fotógrafa.

A partir de ahí, su carrera dio un giro radicalmente artístico, que dejó de retratar la naturaleza sin más para ir «mucho más allá de lo superficial». Desde entonces, acumula doce premios nacionales de Fotografía Profesional (Premios Lux), entre otros galardones, el más reciente, el Premio Brote Artístico del Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (FICMEC).

El dúo Rojo Sache lleva ya más de una decena de trabajos en los que comunican coyunturas muy humanas a través de la naturaleza. Como en Kraken: «En las últimas décadas, se han producido diversos crímenes en España que se han convertido en todo un fenómeno mediático. La atrocidad de los hechos, en los que están involucradas víctimas especialmente vulnerables, se divulga y disecciona en los medios, que hacen partícipes al público de cada pequeño y sórdido detalle», explica Vázquez. «Este trabajo nace de nuestra profunda aversión hacia la naturaleza fría y despiadada de estos asesinos y contiene una profunda crítica hacia a los medios de comunicación que insistieron e insisten en la difusión de sus crímenes hasta la saciedad».

Como fotógrafa de naturaleza (empezó por su afición al montañismo, y luego lo convirtió en su medio de vida), Vázquez denuncia que no siempre se llevan a cabo buenas prácticas en su sector. «Algunos fotógrafos especializados en aves utilizan ejemplares de pájaros muertos como cebo para hacer la foto a las aves que les interesan, o acosan los nidos de forma que las madres se acaban marchando y abandonaban a sus polluelos», relataba la artista a la agencia EFE.

Por suerte, Vázquez exterioriza esta sensibilización: es profesora en la escuela de fotografía La Máquina, y siempre traslada a sus alumnos un principio fundamental para retratar la naturaleza: «Es imprescindible respetarla, porque el respeto a la vida prima sobre una buena fotografía».

Fotógrafa Rosa Isabel Vázquez

Fotógrafa Rosa Isabel Vázquez

Fotógrafa Rosa Isabel Vázquez