Social

Las fake news del reciclaje

Las fake news del reciclaje

Ni los envases que reciclamos se mezclan en los camiones de la basura, ni los productos reciclados son de peor calidad, ni el proceso de reciclaje hace perder puestos de trabajo. Alrededor del reciclaje se han construido mitos o fake news que, además de ser falsos, ensucian la imagen de una tarea crucial para la supervivencia del ser humano.

Si los dos kilos de residuos por persona que producimos al día –multiplicados por los 7.200 millones habitantes del mundo–, fuesen a parar al mar o a vertederos y no a plantas de gestión, se generarían cerca de 14 mil millones de kilos de desechos diariamente y el planeta se convertiría en un basurero gigante.  Desmontamos algunos de los bulos más frecuentes y dañinos para la imagen del reciclaje.

  1. La basura se mezcla en los camiones

Los camiones de recogida no mezclan los envases: llevan en su interior un sistema bicameral que permite separarlos

Puede que hayas visto cómo un camión de la basura recoge todos los contenedores y los vacía en el mismo lugar, en la parte trasera del vehículo. Esto puede llevar a pensar que todos los residuos acaban mezclándose y que, por lo tanto, separarlos y reciclarlos no sirve de nada. Sin embargo, no es cierto: los camiones llevan en su interior un sistema bicameral que permite recolectar y separar todos los envases para luego llevarlos a una planta de selección en el caso de los envases del contenedor amarillo (donde se disgregan según el tipo de material) y a un reciclador en el caso de los envases del azul.

  1. Los residuos se juntan en las plantas de reciclaje

Si los residuos no se juntan en los camiones, tampoco lo hacen en las plantas de reciclaje. En realidad, cada residuo pasa primero por una de las 95 plantas de selección que existen en España, donde se separan en función de la composición de cada uno. Desde allí, cada tipo de material se envía al reciclador correspondiente, donde se limpia, se procesa y se convierte en una nueva materia prima que permitirá fabricar nuevos productos o envases.

  1. El reciclaje hace perder puestos de trabajo

El sector del reciclaje ha creado 9.400 empleos directos en España

Para poner en marcha todo el proceso de tratamiento y gestión de residuos se precisan personas. En este sentido, la creencia de que el reciclaje hace perder puestos de trabajo no es únicamente un mito más, sino algo opuesto a la realidad: el sector del reciclaje es una gran fuente de empleo verde. Según datos de la Comisión Europea, una correcta gestión de los residuos permitiría crear más de 400.000 puestos de trabajo. Solo en España, tal y como indica un estudio realizado por Ecoembes, la recuperación de envases ha creado 9.400 empleos directos.

  1. La calidad de los productos reciclados es peor

Materiales como el aluminio, el vidrio o algunos plásticos se pueden reciclar de manera ilimitada sin que ello suponga perder sus propiedades o, lo que es lo mismo, su calidad. También el papel y cartones pueden reciclarse un gran número de veces sin que esto influya en sus cualidades. En los últimos años, la calidad de los productos hechos a partir de materiales reciclados, así como la variedad en los usos y su apariencia más puramente estética, ha mejorado sensiblemente. Un claro ejemplo de ello es que un folio de papel reciclado ya no se diferencia de uno no reciclado ni en cuanto a color ni en cuanto a tacto. La calidad no es, por tanto, una excusa para no darle una nueva vida a lo que ya no se va a utilizar.