Social

Los estudiantes salen a las calles… y el medio ambiente entra en las aulas

Los estudiantes salen a las calles… y el medio ambiente entra en las aulas

No es precisamente la primera vez en la historia que los estudiantes salen a las calles para exigir cambios. Pero nunca han sido tan jóvenes, nunca tantos y nunca por un motivo como el que nos atañe: el cambio climático. Sin duda, los Friday For Future marcan un punto de inflexión en esta lucha, que se ha amplificado con las movilizaciones del último mes de septiembre y que este viernes se corona con una huelga general planetaria.

La huelga cuenta con más de cincuenta convocatorias en marcha solo en España movilizando a millones de escolares, jóvenes y adultos para gritar alto y claro que los Gobiernos y empresas del mundo deben actuar ya para mitigar las consecuencias del cambio climático. Los más jóvenes han tomado las riendas de la lucha por el planeta, pero ¿qué papel juegan los adultos en toda esta reivindicación?

La educación se presenta como una de las armas con las que combatir la crisis climática y, ahora, la educación ambiental –clave en el despertar de la conciencia global y la preocupación por la naturaleza de los más pequeños – parece estar tomando la relevancia que siempre debió tener. En la escuela se aprende Lengua, Matemáticas, Ciencias Sociales, Inglés y otras materias que preparan a los alumnos para la vida profesional. Más allá de adquirir conocimientos de cultura general, los más pequeños comienzan a relacionarse con sus compañeros y profesores, y adquieren habilidades sociales y comunicativas esenciales, pero ¿y si también desarrollasen una relación sana con la naturaleza? ¿Y si aprendiesen, desde la escuela, a amar, respetar y cuidar su entorno? El cuidado del medio ambiente no debería ser solo una enseñanza familiar, y la Juventud X el Clima nos lo demuestra cada viernes con sus concentraciones.

Para sacar la naturaleza del ámbito familiar y con el comienzo del nuevo curso escolar, Naturaliza –el proyecto de educación ambiental de Ecoembes– se ha propuesto «ambientalizar» el currículo escolar. Para conseguirlo, necesita que profesores y centros educativos se animen a cambiar su manera de ver (y entender) las asignaturas. Transversalizando la educación ambiental, es decir, incluyéndola como parte de otras asignaturas, la naturaleza reivindica su lugar en el corazón de los colegios. De esta manera, los profesores llevarán el aprendizaje ambiental activo a sus clases de Matemáticas, Lengua, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales, con lo que los estudiantes aprenderán, por ejemplo, el papel de las abejas en los ecosistemas y el peligro que conlleva su extinción o el impacto negativo que el despilfarro de agua y energía tiene sobre el planeta.

Este curso, 620 nuevos profesores de 477 colegios de todas las Comunidades Autónomas llevarán una mirada ambiental a sus aulas de la mano de Naturaliza

Para conseguir tan ardua tarea, Naturaliza forma a los docentes para que sean capaces de transmitir los valores ambientales con recursos adaptados e introducir el medio ambiente en las aulas, aunque también sacar las aulas al medio ambiente. A través de la ‘Escuela de Docentes’ los profesores, podrán formarse tanto sobre medioambiente como sobre nuevos modelos educativos con los que se fomenta la cooperación y el pensamiento crítico. Además, se ofrecen herramientas para llevar vidas (y aulas) más sostenibles.

El estudio Conciencia ecológica en la infancia. Efectos de Naturaliza en población escolarizada, un estudio realizado por el catedrático de Psicología Ambiental, José Antonio Corraliza, y la doctora en Educación Ambiental, Silvia Collado, investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, refleja el aumento de la conciencia ecológica en los alumnos y alumnas participantes en el programa piloto de Naturaliza. Además, aseguran que, a mayor contacto con la naturaleza, menor nivel de estrés padecen los pequeños. Por ello, este curso 2019/20, Naturaliza llega a todos los rincones del país y el profesorado demuestra estar más que interesado en aprender a enseñar la importancia de la emergencia climática: «620 nuevos profesores de 477 colegios de todas las Comunidades Autónomas llevarán una mirada ambiental a sus aulas de la mano de este proyecto educativo», explican los organizadores.