Especial COP25

Tierra, océanos y educación frente al cambio climático

Tierra, océanos y educación frente al cambio climático

En el tercer día de la COP25, más que nunca, se ha hecho notar el poder de las mujeres, y lo han hecho con un mensaje claro en defensa de los más desfavorecidos frente a los impactos del cambio climático.

En un acto con los medios de comunicación, Carolina Schmidt, presidenta de la COP25 y ministra de Medio Ambiente de Chile; Lorena Aguilar, viceministra de Relaciones Exteriores de Costa Rica (país que acogió hace unos meses la Pre-COP25), y Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC-UNFCCC), han recordado que esta es la COP de Latinoamérica y Caribe, aunque finalmente se celebre en Madrid. Por ello, han recordado que esta región del mundo es una de las más vulnerables al cambio climático, concretamente y de manera directa con un impacto muy significativo sobre más de 50 millones de personas. Carolina Schmidt recordó que el cambio climático, además de ser catastrófico para el conjunto del Planeta, afecta muy especialmente a los más desfavorecidos y a los habitantes de los países más pobres, y que dentro de este colectivo son las mujeres y los niños quienes más sufren por los impactos ambientales.

ambiente cop25

Por eso, la presidenta de la COP25 llegó a decir que el cambio climático arrasa con los Derechos Humanos y que es una obligación moral de todos los actores (ciudadanía, gobiernos y empresas) ponerle freno. Destacó que el calentamiento global también es un hecho transversal y que por ello se han incorporado a esta COP25 ministros de finanzas, hacienda, economía o agricultura, y pidió a las organizaciones del sector financiero que solo inviertan en negocios neutros en carbono. Finalmente, recordó que esta es la “COP azul”, pues los océanos y su estado de salud están muy presentes en el programa. Hay que analizar cómo proteger los océanos de los efectos del cambio climático y gestionarlos de una forma sostenible, porque son parte muy importante del sustento de la vida en el Planeta.

Por su parte, Patricia Espinosa, reconoció especialmente una situación más grave en regiones del mundo como América Latina o África, pero recordó que las COP son encuentros de todos los países del mundo, pues solo entre todos se encontrarán las soluciones para avanzar en la mitigación del cambio climático.  Sobre el desarrollo de las negociaciones, comentó que están avanzando a buen ritmo, pero que todavía es pronto para concretar algo en firme, y que se mantienen intactas las expectativas de posibles acuerdos para que en 2020 los países del mundo aumenten sus actuales compromisos de reducción de emisiones de C02, un aumento necesario si no queremos sobrepasar los dos grados de incremento en la temperatura del Planeta durante el siglo XXI. Con los actuales compromisos, según indica el IPCC, la temperatura aumentará por encima de los tres grados. De hecho, recordó Espinosa, ya hay más de 70 Estados que se han comprometido a aumentar sus objetivos de reducción desde el lanzamiento en septiembre (Cumbre del Clima celebrada en Nueva York) de la “Alianza por la Ambición Climática”.

A este respecto, Carolina Schmidt dijo que, aunque el Gobierno de Estados Unidos quiere abandonar la agenda climática marcada por el Acuerdo de París, en este país hay ciudades, gobiernos regionales, ciudadanos y empresas que están exigiendo medidas para luchar contra el calentamiento global.

Índice 2020 del riesgo climático

La organización GermanWatch ha presentado en la COP25 su Índice de Riesgo Climático Global (IRC), un análisis basado en uno de los conjuntos de datos más fiables disponibles sobre los impactos de los eventos climáticos extremos y los datos socio-económicos asociados a ellos. Su objetivo es contextualizar los debates sobre políticas climáticas en curso – especialmente las negociaciones internacionales sobre el clima – con impactos reales a nivel mundial durante el último año y los últimos 20 años.

Algunas de sus conclusiones son que entre 1999 y 2018, Puerto Rico, Myanmar y Haití fueron los países más afectados por eventos climáticos extremos; murieron 495 000 personas en total como consecuencia directa de más de 12.000 fenómenos meteorológicos extremos y las pérdidas económicas ascendieron a unos 3,54 billones de dólares estadounidenses.

De los diez países más afectados (1999–2018), siete son países en desarrollo de ingreso bajo o medio bajo, dos son países de ingreso medio alto (Tailandia y Dominica) y uno es una economía avanzada de ingreso alto (Puerto Rico).

Frente a la crisis ambiental, más educación para el desarrollo

La Red Española de Desarrollo Sostenible (REDS-SDSN) ha presentado un informe que será la base para el futuro Plan de Acción de Educación Ambiental para la Sostenibilidad que se quiere poner en marcha próximamente. En la presentación, Leire Pajín, presidenta de REDS, afirmó que la COP25 no podía ser mejor escenario para presentar este trabajo, que se encuadra claramente en los objetivos de la Agenda 2030. Pajín agradeció el trabajo realizado a las organizaciones participantes y colaboradoras, entre las que se encuentra Ecoembes.

Por su parte, Javier Benayas, uno de los coordinadores y autores del informe, miembro también de REDS, comentó el desplome de la educación ambiental en España tras la crisis de 2009: de los 15.000 profesionales que trabajaban en educación ambiental, cerca del 50% perdieron su empleo, con la consiguiente pérdida también de conocimiento y experiencia. Se instaló entonces una cierta sensación de desánimo y desconcierto que ha perdurado durante años. Este informe sienta las bases para reconstruir un discurso sólido, con objetivos y visión de futuro, que permita a la educación ambiental para el desarrollo ganar nuevos impulsos.

Para ello, es clave el nuevo Plan de Acción que muy pronto se pondrá en marcha. Benayas dijo que la reflexión y la crítica sobre lo que no se ha hecho bien en el pasado debe ser el punto de partido para alumbrar un nuevo paradigma de la educación ambiental para el desarrollo. Hay que saber donde hay que mejorar y volver a poner en valor los 40 años de historia que esta disciplina tiene en España. Carmelo Marcén, otro de los autores y coordinadores del informe, comentó que hay que mirar al futuro con optimismo y que hacen falta nuevas y frescas visiones para activar ya mismo los Grupos de Trabajo que pondrán en marcha el Plan de Acción.

En el contexto de esta reflexión, Marcén destacó 15 puntos clave, como la educación ambiental “enlatada” frente a la necesaria educación para la vida, la necesidad de hacer sostenible nuestro entorno más cercano frente a la necesidad de reducir las incógnitas globales, o confrontar la política global que “busca el bien común” frente a una realidad de desigualdad e inactividad.

informe REDS

¿Quiénes son los responsables del cambio climático?

Un exhaustivo análisis, respaldado por más de un centenar de organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo, entre las que se encuentran Alianza por la Solidaridad / Action Aid, revela que entre la Unión Europea y los Estados Unidos son responsables del coste de más de la mitad (el 54,3%) de los daños que causarán los desastres climáticos en los países en desarrollo del sur.

Esta es una de las conclusiones del informe “¿Pueden llegar a ser justos los daños y pérdidas provocados por el cambio climático?”, que se ha presentado hoy en la COP25 y que ha sido elaborado en el marco de la iniciativa Civil Society Review, que aglutina a las más destacadas ONG internacionales. Las organizaciones que lo firman  consideran que los gobiernos que acuden a la COP25 deben acordar de forma urgente innovadoras fuentes de financiación, como son nuevos impuestos a los combustibles fósiles y a las transacciones financieras, para poder contar con recursos económicos que entregar a gran escala a los países que ya están en la primera línea de la crisis climática.

El IPCC analiza el estado de los ecosistemas terrestres

El presidente, los vicepresidentes y los copresidentes del IPCC han presentado en la COP25 los resultados de los informes especiales del IPCC lanzados en 2019 sobre “El Cambio Climático y la Tierra”.

Este documento responde a la decisión del IPCC en 2016 de preparar tres Informes Especiales durante su Sexto ciclo de Evaluación, teniendo en cuenta las propuestas de los gobiernos y las organizaciones de observadores. Este informe aborda los flujos de gases de efecto invernadero (GEI) en la tierra basados ​​en ecosistemas terrestres, el uso de la tierra y su gestión sostenible de la tierra en relación con la adaptación y mitigación del cambio climático, la desertificación, su degradación y la seguridad alimentaria.

Océanos, hoja de ruta

Chile ha anunciado el lanzamiento de la Plataforma de “Soluciones para el Océano” durante la COP25. La presidenta de la Conferencia, Carolina Schmidt, junto al Príncipe Alberto II de Mónaco, dieron a conocer detalles de esta página web que reunirá información para incluir al Océano en las NDC’s (planes voluntarios de reducción de emisiones que presenta cada país, según exige el Acuerdo de París)

“La COP25 la hemos denominado la COP Azul, porque por primera vez se trae la temática, su protección y el manejo sostenible de los océanos a una cumbre de acción climática, y esto tiene que ver con el momento que estamos viviendo, donde la ciencia nos ha mostrado con tanta fuerza que los compromisos tomados por los países no son suficientes”, señaló la presidenta de COP25, Carolina Schmidt.

“Estamos diseñando una estructura de apoyo de administración y gestión. Esto es crucial para asegurar que la plataforma sea un espacio dinámico y no solo un repositorio de conocimientos”, explicó Schmidt.

Esta presentación ha venido acompañada de la presentación hoy en la COP25 de un reporter sobre el estado de los océanos, en el que se indica que el océano tiene un papel fundamental como regulador climático global, a través de la absorción de calor y dióxido de carbono. Sin embargo, este papel como sumidero de carbono tiene importantes consecuencias adversas, como la acidificación, la desoxigenación y el aumento del nivel del mar.

En septiembre de 2019, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) ya lanzó el Informe especial sobre el océano y la criosfera en un clima cambiante (SROCC). Este informe reveló que los impactos ya son significativos y serán cada vez más peligrosos si el mundo no toma medidas de mitigación y adaptación con urgencia.

Si bien el océano se ve directamente afectado por los impactos del cambio climático, también tiene soluciones que pueden ayudar al mundo a mitigar y adaptarse al cambio climático. Dichas soluciones incluyen soluciones costeras y marinas basadas en la naturaleza (NbS), por ejemplo, restauración y protección de manglares y arrecifes de coral. Sin embargo, para abordar una posible mayor contribución del océano al cambio climático, es necesario que la política científica y de gestión del mar identifique y apoye el rápido desarrollo de acciones ambiciosas a nivel local.

Castellana Verde

Sigue también a buen ritmo el programa de Castellana Verde, con actos como el celebrado por el Ministerio de Fomento sobre la nueva Agenda Urbana española, o el celebrado en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) en torno a los efectos del cambio climático.