Especial COP25

Los jóvenes toman la COP25

Los jóvenes toman la COP25

A la espera de que Greta Thunberg llegue a Madrid (dará hoy 6 de diciembre una rueda de prensa en La Casa Encendida organizada por Juventud por el Clima-Fridays For Future) y a las puertas de la manifestación que se celebrará esta tarde, y que servirá de inicio a los programas de la cumbre alternativa, ayer en la COP25 los protagonistas fueron los jóvenes (el día 5 de diciembre es el “Youth and Future Generation Day” en la cumbre de cambio climático). Ello y ellas han sido quienes han concentrado buena parte de las miradas.

“Es un privilegio representar a millones de jóvenes de más de 50 países del continente africano»

En el acto principal que abría la jornada, varios jóvenes han intervenido en el Action Hub de la Zona Azul para demostrar que la lucha contra el cambio climático tiene nombres y apellidos. Seyfunmi Adebote, de Nigeria, ha dicho que “es un privilegio representar a millones de jóvenes de más de 50 países del continente africano. Así que he venido aquí simplemente a inspiraros y a deciros que, independientemente de lo que no te guste de tu país, independientemente de lo que no te guste de tus líderes políticos, si vamos juntos, nuestras voces serán suficientemente fuertes. Es tiempo de decirle a nuestros políticos que hay que traer soluciones. Así que digo ¡we are action!”

ambiente cop25

A continuación, Kisha Erah Muaña, de Filipinas, recordó que “vivir en Asia y combatir la crisis climática es todo un reto, pero los jóvenes estamos haciendo un gran trabajo. Pertenezco a un grupo de voluntarios y jóvenes activistas: soy una defensora del Océan, porque el 45% de la población de mi país depende de los recursos marinos para sobrevivir. Mi mensaje para la juventud es: ellos dicen que somos los líderes del mañana. ¿Por qué esperar al mañana si podemos ser los líderes de hoy? El futuro del que hablamos es justo ahora, no mañana, ahora”. Por su parte, Irfam Ullah, un joven de Pakistán, dijo a los asistentes que “estamos en un punto en el que la juventud está siendo protagonista en la lucha contra el cambio climático, como demuestran movimientos como Fridays for Future. Es el momento de que el mundo reconozca a la juventud como el agente del cambio”.

«¿Por qué esperar al mañana si podemos ser los líderes de hoy? El futuro del que hablamos es justo ahora, no mañana, ahora”

Finalmente, Komal Kumar, de Fiji, explicó que “el país del que vengo tiene las islas más maravillosas que se puedan visitar, con amplias playas de arena dorada, selvas tropicales y cascadas. Pero Fiji tampoco está a salvo y estamos lidiando con los efectos del cambio climático, como por ejemplo con tifones que están siendo mucho más dañinos y destructores que nunca. Esto ya no son predicciones científicas. Esto es la realidad de mi pueblo”.

Tras este primer acto, se han celebrado diferentes eventos donde los jóvenes han sido los actores principales, por ejemplo con la presentación del documento “1.000 ideas para el cambio climático en América Latina”, un recopilatorio de buenas prácticas desarrolladas por niños y jóvenes para mitigar el calentamiento global. Esta iniciativa regional de participación juvenil busca empoderar, conectar y movilizar a adolescentes y jóvenes en Latinoamérica y el Caribe, y está coordinada por CONCAUSA, un programa conjunto con la ONG “América Solidaria”, UNICEF y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

ambiente cop25

 

En el marco de la COP25, los autores han hecho entrega del documento a Gonzalo Muñoz, Champion de la COP25, y a los representantes de Unicef. Tras tener una reunión con Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC-UNFCC), también se ha celebrado una sesión bajo el título “Intergeneratonal Inquiry, Raising ambition and empowering youth to implement te París Agreement”. En ella, se ha puesto sobre la mesa la necesidad de trabajar contra el cambio climático desde la perspectiva intergeneracional, pero incluyendo también la visión de género o la transición justa necesaria para avanzar en el desarrollo sostenible de los países más pobres. Este evento, que ha servido para que los jóvenes y los encargados de tomar decisiones discutan cómo las nuevas generaciones pueden acelerar la implementación del Acuerdo de París, ha ido el escenario para la presentación de los resultados de la Conferencia de la Juventud (COY 15) celebrada durante la PRE-COP de hace tres meses.

En otra sesión similar, dirigida por David Boyd, ponente especial de Naciones Unidas en derechos Humanos y Medio Ambiente, jóvenes de diferentes países explicaron cómo ya les esta afectando el cambio climático a sus territorios. Por ejemplo, en el caso de Marinel Ubaldo de Filipinas con un mayor número de huracanes e inundaciones, mientras que Jetnil-Kijiner, de las islas Marshall, habla de la preocupación del aumento del nivel del mar. Para Joshua Amponsen, que vive en Mali, todas las miradas están puestas en las cada vez más pertinentes sequías.

sesion jovenes cop25

Moderada por los representantes de YOUNGO (Área de Niños y Jóvenes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), más de una veintena de organizaciones juveniles del mundo que trabajan en diferentes campos del desarrollo sostenible, como Students Energy, ACE Focal Point Uganda o el Consejo de la Juventud en España, también pudieron aportar su visión y expresar su contribución a la lucha contra el cambio climático en otra de las sesiones temáticas dedicadas en la COP25 a los jóvenes.

Manuel Ramos, presidente del Consejo de la Juventud de España, recordó que hay personas que hoy están muriendo por el cambio climático y que las propias organizaciones internacionales han reconocido el papel clave de las generaciones más jóvenes en la mitigación del calentamiento global, por lo que hacen falta espacios de colaboración para que participen en las decisiones que se están tomando hoy pero que vana a determinar el futuro. Esto pasa, entre otros aspectos, por uno nuevo aprendizaje, por un verdadero debate democrático y por potenciar la economía verde, aunque la pregunta clase sigue siendo ¿estamos preparados para ello?

Los eventos sobre juventud y cambio climático finalizaron con la entrega de los premios Global Youth Video Competition 2019, que contaron con una sorpresa de última hora:  la actuación de la Orquesta de “La Música del Reciclaje” de Ecoembes.

Conservar y adaptar la naturaleza

En este cuarto día de la COP25, los diferentes grupos de trabajo continúan su labor, centrándose muy especialmente en dar salida al artículo 6 del Acuerdo de Paris que regula los mercados internacionales de carbono. Precisamente, en la jornada de ayer ha tenido una presencia destacada la defensa y conservación de los mayores sumideros de carbono que existen en el Planeta: los bosques.

La Red Indígena Amazónica de Perú, que agrupa a decenas de reservas comunales de indígenas como la de Amarakaeri, está desarrollando diferentes proyectos para conservar y proteger la selva amazónica, a la vez que promueve proyectos económicos con recursos forestales no maderables. Dos ejemplos de ello es un proyecto para potenciar la producción de castañas, dejando intacto el bosque, y el diagnostico del estado de las masas forestales con un nuevo sistema de análisis por medición laser que se puede hacer desde un smartphone, con el fin de conocer el número y tipo de especies arbóreas sin interferir en su crecimiento.

Una se las funciones de estos proyectos en poner en valor la conservación de los bosques para mejorar la declaración Voluntaria de contribución a la reducción de emisiones que cada país ha de aportar a Naciones Unidas, según obliga el Acuerdo de París. En este sentido, ha resultado especialmente interesante una conferencia sobre la degradación de la tierra en el continente africano, donde golpean con especial virulencia las sequías prolongadas y el incremento de la temperatura. Según los expertos del IPCC, los mayores problemas se producen por la pérdida de vegetación, la reducción de las cosechas (especialmente las de alimentos básicos como el maíz y el arroz) y la creciente escasez de agua potable. Las áreas más vulnerables son toda la zona norte del Sahel, el cuerno somalí y países meridionales como Namibia, Angola.

ministro Luis Planas

La Unión Europea también está volcada con el incierto futuro de los ecosistemas terrestres debido a los impactos del cambio climático. Ayer, acogió en su pabellón dos conferencias relacionadas con este tema: el primero sobre la pérdida de los servicios naturales que aporta la biodiversidad debido al cambio climático, entre ellos paradójicamente su capacidad para frenar el calentamiento global, y el segundo acerca de cómo se debe hacer una gestión sostenible de los recursos de la tierra, especialmente en las actividades agrícolas y forestales.

En este contexto, España también se ha sumado a esta mirada sobre la gestión de la tierra y sus ecosistemas, con una conferencia sobre deforestación y el comercio ilegal de maderas tropicales. Han participado, entre otros, Luis García, catedrático de tecnología de la Madera de la ETSI de Montes, y Javier Cachón, director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental del MITECO.

Del mismo modo, Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha tenido una intervención en el Pabellón de España en la que ha destacado que el futuro de la agricultura son las pequeñas producciones (el 80% todo el sector agrícola español), de carácter familiar, arraigadas al territorio y que ponen en práctica una gestión sostenible, sin olvidar tampoco recordar el importante papel que juega la mujer en el mundo rural.