Innovación

Ecolover, una oda a la ‘slow fashion’

Ecolover, una oda a la ‘slow fashion’

La industria textil y la crisis climática tienen una relación más estrecha de lo que, durante décadas, se ha podido pensar. Las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte aéreo y marítimo, juntos, no superan las de la producción textil. Además, la denominada fast fashion requiere un consumo masivo de grandes volúmenes de agua fresca, y contamina el entorno con plásticos y químicos. Al menos, así lo asegura el informe La moda no debería costarnos la Tierra, publicado por el comité medioambiental de la Cámara de los Comunes británica. Sin embargo, parece que los consumidores están cambiando, lentamente, sus hábitos.

Según la OCU, el 73% de los españoles hacen sus compras teniendo en cuenta motivos de sostenibilidad

Cada vez se compra más ropa de segunda mano o se les da una nueva vida a aquellas prendas que en otro momento hubiesen acabado olvidadas en un rincón –o, peor, en un contenedor cualquiera–. La moda sostenible ha llegado para quedarse y, con ella, la necesidad de que existan medios especializados que hablen de su importancia. Sobre todo, teniendo en cuenta que, en los últimos años, los consumidores tienen cada vez más en cuenta los aspectos éticos y ecológicos a la hora de elegir su outfit. De hecho, el 73% de los españoles ya hacen sus compras teniendo en cuenta motivos de sostenibilidad. Así lo indica el estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la organización sin ánimo de lucro que promueve la Nueva Economía e Innovación Social (NESI) que, bajo el título de Otro consumo para un futuro mejor, subraya la existencia de una legión de personas comprometidas con un consumo de proximidad, consciente y sensibilizado. Por eso, Ecolover nace como la primera web en español dedicada en exclusiva a la moda y la belleza sostenibles.

En este sentido, Ecolover busca proporcionar herramientas frente a los diversos obstáculos que encuentran los usuarios día tras día: la desinformación, el precio de los productos o la falta de alternativas accesibles donde adquirirlos. El proyecto surge a través de Nodigasicono, una plataforma independiente con 12 años de recorrido que se transforma para comunicar aquellas propuestas que respeten el medio ambiente y promuevan el bienestar social.

Modesto Lomba: «La sociedad vive en una contradicción: quiere preservar el medioambiente, pero consume de manera irresponsable»

Actualmente, los profesionales coinciden en que el gran objetivo del sector es la necesidad de llevar a cabo una revolución en el modelo de negocio y fomentar una mayor conciencia por parte del consumidor en la adquisición y uso de los productos garantizando, así, la sostenibilidad en una de las industrias más contaminantes. «La sociedad vive en una contradicción: quiere preservar el medioambiente, pero consume de manera irresponsable», indica Modesto Lomba, presidente de la Asociación Creadores de Moda de España (ACME) a la Agencia EFE. Además, asegura que el sector del diseño de moda debe concienciarse más. Una consideración que comparte la diseñadora británica Vivienne Westwood; al menos así lo deja ver con su mantra «Compra menos, elige bien», con el que insta a los consumidores a que adopten un tipo de compra alejada del fast fashion. Por eso, Ecolover se presenta como una herramienta de sensibilización y concienciación acorde a los tiempos que vivimos.

Fomentar la moda sostenible de la mano de periodistas, influencers y celebrities

Ecolover agrupa propuestas sostenibles bajo un criterio periodístico que se dirige a los denominados fashion y beauty lovers que desean cambiar sus hábitos de consumo por motivos éticos. El objetivo de este proyecto pasa por convertirse en un medio de referencia, una fuente fiable para usuarios que opten por apoyar la moda y la belleza sostenible. Al frente de un equipo de profesionales expertos en el ámbito de la moda está Vicente Gallart, periodista, profesor y escritor que lleva más de dos décadas especializándose y trabajando en el sector.

El compromiso de la web radica en demostrar también el lado cool del diseño sostenible mientras se contribuye a visibilizar una realidad urgente: nuestro papel responsable frente a la emergencia climática. Asimismo, el proyecto quiere conectar con el mundo influencer para amplificar su mensaje de sostenibilidad a través del altavoz de las redes sociales y busca la colaboración de celebrities para conseguir que la plataforma, al igual que la moda sostenible, se convierta en una tendencia. Para una sociedad que consume moda casi sin medida, la slow fashion podría convertirse en una transformación necesaria (y casi obligada) para asegurar el futuro del planeta.