Economía circular

¿Sabes qué significan los símbolos que ves en tus compras?

¿Sabes qué significan los símbolos que ves en tus compras?

Las etiquetas de los productos que consumimos contienen más información de la que en un principio parece. Con un simple vistazo, podemos tener un conocimiento muy valioso sobre la procedencia, la composición o el proceso de producción de nuestra ropa, envases o productos alimentarios, una garantía a la hora de poder comprar de forma responsable y consciente.

Según Ecolabel Index, actualmente existen más de 460 sellos y certificaciones distintas en todo el mundo. Si bien es cierto que algunos son de aplicación y alcance internacional, cada país e incluso cada región emiten sus propios certificados para cumplir con objetivos concretos. Por eso, para ponértelo más fácil, ponemos a tu disposición esta breve guía, que te permitirá ser un experto a la hora de identificar y conocer los principales símbolos que, aunque seguramente veas a diario no hayas reparado en ellos, de cara a cuidar más y mejor del medioambiente y de tu entorno.

  1. Los productos certificados con el sello Bio Cotton cumplen con la Norma Textil Orgánica Global (GOTS, por sus siglas en inglés). Esto significa que, a lo largo de toda la cadena de suministro, superan un control que asegura la sostenibilidad de los cultivos de algodón y de los procesos de fabricación de prendas u otros productos derivados. Además, garantiza unas condiciones laborales dignas en todos los eslabones del proceso productivo.
  2. El Punto Verde es el símbolo ambiental verde con dos flechas circulares que encontrarás en muchos de tus envases. Esto indica que las empresas que ponen envases en el mercado –ya sean briks, envases de plástico, latas, cartón o vidrio, entre otras- financian el reciclaje de los mismos envases – cumpliendo así con la Ley de Envases de 1997 – para que tengan una nueva vida, llegando a convertirse en muchas ocasiones en un nuevo envase listo para su uso. Es uno de los logos de los envases más familiares para los consumidores.
  3. El Consejo de Administración Forestal promueve, a nivel global, una gestión sostenible de los bosques en la que prima una visión a largo plazo. Esta organización emite el sello FSC, que certifica la sostenibilidad y el correcto tratamiento medioambiental de los productos derivados de la madera, tanto en su producción como en su suministro.
  4. El sello MSC es al ecosistema marino lo que el FSC al forestal. Organizaciones como WWF recomiendan la búsqueda de este sello para que el consumidor tenga la garantía de que el producto ha sido pescado de forma sostenible. Además, este símbolo en forma de pez garantiza el respeto de una serie de estándares ambientales y de transparencia del origen del producto.
  5. El conejo de Not Tested on Animals y Cruelty Free tiene como objeto certificar que un producto se ha desarrollado sin ningún tipo de experimentación con animales. Normalmente, lo solemos encontrar en perfumes y productos cosméticos. Estos certificados son emitidos por diversos organismos privados y tienen un alcance internacional.
  6. Otro de los sellos familiares para la población europea es la Etiqueta Energética. De aplicación en multitud de productos de eléctricos como neveras o lavadoras, nos indica su grado de eficiencia energética. A nivel mundial, muy presente principalmente en países anglosajones, tendría su equivalente en el logo Energy Star.
  7. El llamativo sello Transport à la voile (TOWT) certifica que determinados productos como azúcar, ron, café o tabaco, que se comercializan desde el continente americano al europeo (y viceversa) hacen el tránsito transatlántico en barcos de vela que no generan emisiones a la atmósfera, en ocasiones con trayectos marítimos de hasta un mes.

….y alguno más made in Spain

En los productos españoles podemos encontrar estándares de gestión ambiental como AENOR. Pero cada comunidad autónoma emite su propio sello de producción ecológica y, además, no nos podemos olvidar la Denominación de Origen, que otorga garantías sobre el origen del producto.