Social

La bicicleta, la ciudad y el diálogo

La bicicleta, la ciudad y el diálogo

Pedro Bravo es Periodista, escritor, investigador en temas urbanos y consultor de comunicación. Autor del libro Biciosos y del blog Desde mi bici en eldiario.es. Últimamente nos ha dado por entender la vida como un asunto a tratar desde bandos enfrentados. Vale, quizá no sea solo últimamente, pero es que resulta llamativo que, ahora que tenemos más canales de comunicación que nunca, haya una capacidad de diálogo tan pobre y en retroceso. He empezado con un párrafo que parece un rodeo para justificar que me dispongo a decepcionar a mi tiempo. Aquí estoy, invitado por la revista Circle para defender la bicicleta como medio de transporte y a punto de declarar que no, que yo no soy ciclista. Ni ciclista ni conductor ni peatón. Yo no tengo bando de movilidad y juraría que nadie que me esté leyendo lo tiene realmente, aunque alguna persona se pueda sentir identificada con uno...

La naturaleza integra

La naturaleza integra

Una granja ecológica, un vivero de flores, un huerto urbano, un curso sobre reciclaje u otro sobre consumo responsable. Cualquiera de estos escenarios se ha revelado como vías eficaces para motivar a personas en riesgo de exclusión social y que se sientan de nuevo integradas. Un huerto urbano es saludable por muchos motivos: se cultivan productos de cercanía, ausentes de pesticidas y productos químicos. Y en muchos casos, rellenan de verde algunas zonas de las grandes ciudades comidas por la polución, purificando pequeñas porciones de aire. Pero estos cultivos urbanos pueden también mejorar la vida de muchas personas, independientemente de las verduras y frutas que allí se cultiven. El Huerto de Roberto, que ha contado con la colaboración de la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, está ubicado en el barrio de Carabanchel para favorecer el proceso de...

El cambio climático también es un problema de género

El cambio climático también es un problema de género

El Banco Mundial señaló recientemente que existen alrededor de 103 países que ponen barreras legales al desarrollo económico de las mujeres. Son los casos más críticos, pero la realidad es que en ningún país del mundo ambos géneros reciben los mismos ingresos por el mismo trabajo. La diferencia salarial se mueve en una horquilla que va del 30% al 80%. La brecha de género imposibilita el acceso igualitario tanto a servicios sanitarios como a los distintos niveles de toma de decisiones políticas. Por cada 100 hombres que desempeñan funciones parlamentarias y ministeriales a nivel global, solo hay 22 mujeres, según un informe de 2016 de Mckinsey and Company Consulting. El 60% de las personas que sufren desnutrición en el mundo son mujeres y niñas. El Informe sobre la Brecha Global de Género de 2016 pone sobre la mesa otro dato alarmante: el cambio climático puede contrarr...

«No podemos seguir enseñando ciencia de la misma manera que hace 20 años»

«No podemos seguir enseñando ciencia de la misma manera que hace 20 años»

Su iniciativa educativa le valió la nominación al ‘Nobel de la enseñanza’ y le permitió colarse en la lista de las cien personas más creativas del mundo de la revista Forbes. David Calle (Madrid, 1972) es ingeniero de telecomunicaciones y el profesor youtuber más popular entre los jóvenes españoles, gracias a su proyecto Unicoos, una plataforma online que ofrece videotutoriales de física, química y matemáticas, de forma totalmente gratis. Hoy, Unicoos cuenta con más un millón de suscriptores. ¿Cómo surgió Unicoos? Tenía una pequeña academia de apoyo al estudio y, por culpa de la crisis, empecé a ver cómo se borraban la mitad de mis alumnos. Pregunté en otras academias de compañeros míos y me dijeron que les estaba pasando lo mismo. En ese momento entendí que la crisis estaba haciendo mucho daño. La realidad es que me dio bastante lástima tener que aban...

Los jóvenes y el medio ambiente. ¿Pueden los millennials salvar el planeta?

Los jóvenes y el medio ambiente. ¿Pueden los millennials salvar el planeta?

Ilustración: Javier Muñoz   El medio ambiente es una prioridad para los jóvenes, sobre todo para los nacidos a finales del siglo pasado. Sus armas para combatir el cambio climático: el reciclaje y el consumo responsable. Los jóvenes quieren cuidar el planeta Se dice que el problema de la generación X fue que no tenía nada que reivindicar. Quienes hoy rondan los 45 años estrenaron democracia en un país cada vez más próspero y en el seno de una clase media mayoritaria y acomodada. Fue, por tanto, la generación del disfrute, de la distensión... Y del consumo. El medio ambiente no ocupaba, en las décadas de los ochenta y noventa, los principales motivos de preocupación de una población joven, creciente a marchas forzadas (a lomos del baby boom) y que focalizaba sus esfuerzos en hacerse un sitio en el mercado laboral y asentarse en una clase acomodada. Nueve ...

Nos comemos el planeta

Nos comemos el planeta

La población mundial del futuro desborda los cálculos más catastrofistas del economista Malthus. Crece a un ritmo insostenible. En un siglo, superaremos los once mil millones de habitantes. Y eso que a principios del siglo XX éramos poco más de mil millones y medio. El coste ambiental de este incremento es letal: ya hemos agotado el uso de la tierra más productiva, embalsado los ríos más rentables energéticamente y aprovechado el agua subterránea de más fácil acceso. ¿Cómo alimentaremos a tantos millones de seres humanos? ¿Con qué recursos? ¿A qué precio?   Este globo más o menos esférico, achatado sutilmente por los polos, acoge a siete mil trescientos millones de habitantes. Para el año 2100, la población mundial será de 11.200 millones de personas. Los paritorios más fecundos se concentrarán en nueve países: India, Nigeria, Pakistán, la República D...