Social

Los jóvenes y el medio ambiente. ¿Pueden los millennials salvar el planeta?

Los jóvenes y el medio ambiente. ¿Pueden los millennials salvar el planeta?

Ilustración: Javier Muñoz   El medio ambiente es una prioridad para los jóvenes, sobre todo para los nacidos a finales del siglo pasado. Sus armas para combatir el cambio climático: el reciclaje y el consumo responsable. Los jóvenes quieren cuidar el planeta Se dice que el problema de la generación X fue que no tenía nada que reivindicar. Quienes hoy rondan los 45 años estrenaron democracia en un país cada vez más próspero y en el seno de una clase media mayoritaria y acomodada. Fue, por tanto, la generación del disfrute, de la distensión... Y del consumo. El medio ambiente no ocupaba, en las décadas de los ochenta y noventa, los principales motivos de preocupación de una población joven, creciente a marchas forzadas (a lomos del baby boom) y que focalizaba sus esfuerzos en hacerse un sitio en el mercado laboral y asentarse en una clase acomodada. Nueve ...

Nos comemos el planeta

Nos comemos el planeta

La población mundial del futuro desborda los cálculos más catastrofistas del economista Malthus. Crece a un ritmo insostenible. En un siglo, superaremos los once mil millones de habitantes. Y eso que a principios del siglo XX éramos poco más de mil millones y medio. El coste ambiental de este incremento es letal: ya hemos agotado el uso de la tierra más productiva, embalsado los ríos más rentables energéticamente y aprovechado el agua subterránea de más fácil acceso. ¿Cómo alimentaremos a tantos millones de seres humanos? ¿Con qué recursos? ¿A qué precio?   Este globo más o menos esférico, achatado sutilmente por los polos, acoge a siete mil trescientos millones de habitantes. Para el año 2100, la población mundial será de 11.200 millones de personas. Los paritorios más fecundos se concentrarán en nueve países: India, Nigeria, Pakistán, la República D...

Juan Luis Cano y Pedro Armestre

Juan Luis Cano y Pedro Armestre

Uno pone la palabra. El otro, la imagen. Dos poderosas herramientas para reivindicar una sociedad mejor. El periodista Juan Luis Cano y el fotógrafo Pedro Armestre se reúnen en este diálogo organizado por Circle by Ecoembes. Juan Luis Cano es periodista, escritor y humorista, especialmente conocido por haber formado parte del dúo Gomaespuma. Actualmente, pasa buena parte de su tiempo frente al micrófono, en el programa Arriba España, de M80 Radio, que estrenó en 2016. Pedro Armestre es fotoperiodista social y medioambiental. Tras pasar por Europa Press, Cover, France Presse, El Mundo o Interviú, en 2013 fundó la revista Calamar2, junto a la periodista Susana Hidalgo. En 2014, recibió el Premio Ortega y Gasset de fotografía. En estos tiempos de posverdad, ¿diríais que el periodismo está en horas bajas? Juan Luis. El periodismo es una rama más de la vida y de la s...

Ritmo lento

Ritmo lento

Cuando alguien se toma su tiempo en hacer las tareas, cuando uno transita despacio por la vida, tendemos a pensar que es torpe, perezoso, holgazán, apático. Hasta indolente. Demasiada parsimonia nos estresa. Vivimos en la vertiginosa época de los 140 caracteres, de los argumentos expuestos en 59 segundos, de las fotos subidas a las redes sociales casi antes de ser tomadas, en la sociedad de las consignas sin narración posible. Pensábamos que nada había más obsoleto que un periódico del día anterior. Sin embargo, la actualidad es tan efímera que parece que siempre nos falta tiempo. Nos hemos convertido en traficantes de experiencias a granel, en acaparadores de momentos al peso. Eso imprime en nosotros un ritmo frenético que nos consume y degrada. Elogio de la lentitud   Vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir. Lo afirma el historiador y periodista canadiense Carl Ho...

Vamos despacio porque vamos lejos

Vamos despacio porque vamos lejos

Creo oportuno empezar con una advertencia: leer el número 3 de Circle by Ecoembes del tirón tiene efectos secundarios. El foco de infección es el reportaje Ritmo lento y contagia a todos los demás. Impacta en la conciencia como una bala. Es tan evidente que conmueve. «No denuncio la rapidez en sí misma, sino que vivimos siempre en el carril rápido y hemos creado una cultura de la prisa donde buscamos hacer cada vez más cosas con cada vez menos tiempo. Hemos generado una especie de dictadura social que no deja espacio para la pausa, para el silencio, para todas esas cosas que parecen poco productivas. Un mundo tan impaciente y tan frenético que hasta la lentitud la queremos en el acto». Carl Honoré, autor de Elogio de la lentitud, pertinentemente mencionado en el reportaje, se lamenta de que «hemos perdido la capacidad de esperar». Como bien puntualiza el periodista...

La educación del futuro ya es presente

La educación del futuro ya es presente

Cuando se habla de educación de calidad, de escuelas inteligentes, de métodos de enseñanza sustentados en valores como los medioambientales, de cooperación o de creatividad, pensamos en países como Reino Unido, Suecia o Finlandia. Pero también en España las cosas están cambiando, desde hace tiempo. Los colegios que apuestan por una educación diferente han dejado de ser anécdota. Cada vez son más. Y enseñan mejor. En España, el fracaso escolar, es decir, el abandono de los estudios antes de finalizar la educación secundaria superior, alcanza el vergonzante y áspero 24%, bastante por encima de la media europea, como la cantidad de deberes, que empeña 4,7 horas semanales de nuestros alumnos. Siguiendo con el último informe PISA, solo en matemáticas (una de las tres asignaturas que evalúa, junto con lectura y ciencia), más de 95.000 estudiantes tuvieron bajo rendimiento...