Social

Medioambiente y política, un binomio ¿inseparable?

Medioambiente y política, un binomio ¿inseparable?

«Es el clima, es una cosa de Dios, nada se puede hacer sino esperar que se disipe». Cuenta la leyenda que con estas palabras despachó Winston Churchill el insólito episodio de niebla tóxica que asoló Londres durante la primera semana de diciembre de 1952. Esta crisis medioambiental llegó a causar la muerte de, al menos, 12.000 personas y sembró el caos en la capital británica. La inacción del primer ministro casi le cuesta el puesto al estadista que había derrotado a Hitler durante la guerra. Más tarde se supo que no fue la intervención divina, sino la humana –en forma de abuso de combustibles fósiles para combatir el intenso frío–, lo que provocó un fenómeno de «inversión térmica» que volvió el aire espeso y casi irrespirable. Han transcurrido casi 70 años desde aquel episodio, pero la falta de sensibilidad de una figura de la talla de Churchill hacia las c...

Cuando los niños son los que enseñan

Cuando los niños son los que enseñan

Nos colamos en la casa de Marta Díaz y Jaime Monjo y comprobamos lo que ellos y sus cuatro pequeños saben sobre reciclaje y qué proponen para mejorar la educación ambiental. Este reportaje se está realizando el mismo día (23 de septiembre) y a la misma hora en que la activista Greta Thunberg arranca lágrimas y aplausos en Naciones Unidas. La joven sueca elaboró un discurso en el que recriminaba a los políticos y las empresas su inacción y egoísmo frente a un modelo económico lineal obsoleto que va contra los límites planetarios. Nacida en 2003, Greta pertenece a una generación que no está dispuesta a dejar que ninguna excusa frene el cambio urgente que requiere la gestión de los recursos y la contaminación del aire, la tierra y el agua. Jaime, Álvaro, Fer y Miguel posiblemente no saben que ella es ya hoy un icono que inspira la meta que ellos heredan: impulsar una tr...

La educación ambiental es la herramienta para cambiar el rumbo de nuestro planeta

La educación ambiental es la herramienta para cambiar el rumbo de nuestro planeta

«El maestro deja una huella para la eternidad; nunca puede decir cuándo se detiene su influencia». El historiador estadounidense Henry Adams ya entendió a finales del siglo XIX la relevancia del educador en la vida de toda persona. La educación no solo aporta habilidades técnicas y conocimiento que nos ayudarán a preparar el terreno para la vida laboral, sino que brinda la oportunidad de adquirir competencias y valores que hagan de los más pequeños ciudadanos capaces de vivir, respetuosamente, en sociedad. Hoy más que nunca, ese vivir en sociedad implica relacionarse con el medio natural que nos rodea con respeto, cuidándolo y respetándolo. La educación ambiental, no siempre presente y muchas veces descuidada, es la encargada de que niños y adultos aprendamos a disfrutar la naturaleza de una manera sana. Por eso, desde hace ya más de cuarenta años, cada 26 de enero se ...

Mens y corpore sanos, más cerca de los espacios verdes

Mens y corpore sanos, más cerca de los espacios verdes

Vitoria, León y Madrid son las tres ciudades con más zonas verdes por habitante de España, según un estudio del portal Holidu. Esa preferencia por la cercanía de nuestros hogares a la naturaleza va más allá de que a todos nos guste abrir la ventana y atisbar una bucólica imagen de tonos ocres, olivas o botellas de los árboles y escuchar el cantar de los pajaritos. El Instituto de Salud Global de Barcelona, centro impulsado por La Caixa, ha demostrado recientemente con dos publicaciones en Environmental Pollution la beneficiosa relación entre los espacios verdes alrededor de las viviendas y nuestra salud física y mental. La visita a los parques y a los bosques disminuye el riesgo a padecer cáncer de mama y a desarrollar síndrome metabólico Con Barcelona, Stoke-on-Trent (Reino Unido), Doetinchem (Países Bajos) y Kaunas (Lituania) como objeto de estudio junto a las ya menci...

Cómo revertir el cambio climático desde la cocina

Cómo revertir el cambio climático desde la cocina

Alrededor de 1.300 millones de toneladas de comida acaban en la basura cada año. Reducir el desperdicio alimentario podría ahorrarnos la emisión de más de setenta mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero. ¿Y si pudiéramos mitigar la emergencia climática desde nuestros hogares? Más concretamente, desde la cocina.

Navidad, sostenible Navidad

Navidad, sostenible Navidad

Si los tres fantasmas de la Navidad se nos presentaran este año como a Ebenezer Scrooge en el omnipresente Cuento de Navidad de Chales Dickens, la historia podría ser muy distinta a la que conocemos. Teniendo en cuenta que el cambio climático es la principal preocupación de la humanidad, según el último informe del Centro de Investigaciones Pew publicado a inicios de este año, los mensajes de los tres entes, probablemente, irían por otros derroteros un tanto más globales e, incluso, fatalistas. Quizá el fantasma del pasado hablara de derroche y ceguera medioambiental; el del presente, de conciencia para con el planeta y de cierta irresponsabilidad en el consumo; y el del futuro, siempre pesimista para inducir el cambio, de un planeta destruido por los deshechos. Los mercados de abastos garantizan la obtención de productos frescos, sin envases innecesarios, e incentiva el come...